EL GLUCÓMETRO ¿QUÉ ES, PARA QUÉ SIRVE Y CÓMO UTILIZAR?

EL GLUCÓMETRO ¿QUÉ ES, PARA QUÉ SIRVE Y CÓMO UTILIZAR?

El control de ciertas enfermedades crónicas es fundamental para llevar una vida normal, evitando que los efectos de estas dolencias se vuelvan un impedimento en nuestras vidas. La diabetes es un tipo de enfermedad que requiere de un seguimiento continuo, y para esto disponemos no solo de un registro de actividades diarias o de nuestra dieta, también podemos apoyarnos en algunos dispositivos, entre ellos, el glucómetro.

¿QUÉ ES EL GLUCÓMETRO?

Es un aparato que sirve para medir el nivel de glucosa de sangre capilar  (pinchazo en el dedo) de manera instantánea, y así poder contrastar entre los parámetros normales y la medición realizada.

Éste usa una gota de sangre capilar para evaluar los niveles de glucosa durante el día. La toma de la medida depende tanto del tipo de diabetes que se padece, como del estado de salud del paciente.

Medir la glucosa en sangre es una práctica esencial para el manejo y la atención de la diabetes, así como para evaluar la salud metabólica en general.

Aquí se destacan algunas razones importantes para medir la glucosa en sangre: Controlar el efecto de los medicamentos para la diabetes sobre los niveles de glucosa sanguínea.

  • Identificar los niveles de glucosa altos o bajos, y ponerlos en conocimiento del médico tratante.
  • Seguir con el proceso encaminado a obtener objetivos generales de tratamiento.
  • Conocer de qué forma la alimentación y el ejercicio afectan los niveles de glucosa sanguínea.
  • Comprender cómo otros factores, como la ansiedad o el estrés, inciden en los niveles de glucosa en la sangre.
EL GLUCÓMETRO
GLUCÓMETRO

¿CÓMO FUNCIONA EL GLUCÓMETRO?

Todo el dispositivo está compuesto de las tiras, las lancetas y el aparato para la medición. El glucómetro mide la glucemia según la intensidad de la descarga eléctrica detectada en la tira.

Esta reacción se produce cuando la sangre entra en contacto con las enzimas que contiene la tira, mismas que oxidan la glucosa y liberan electrones que generan una micro corriente eléctrica que nos dice el nivel de glucosa en sangre.

Pasos a seguir.

1. Se debe obtener una tira reactiva, la lanceta y el glucómetro para la medición.

2. Activamos el glucómetro y se coloca la tira en la ranura correspondiente.

3. Por lo general, se obtiene la muestra de sangre de uno de los dedos, mismo que deberá estar limpio, lavándolo con agua y jabón, sin usar alcohol ni ningún otro tipo de desinfectante de manos. A través del uso de la lanceta, se realiza un pinchazo, y es necesario apretar ambos lados del dedo para que la gota salga.

4. Cuando obtenemos la gota, colocamos en el lugar indicado en la tira, para que esta la absorba y pueda medir la glucosa.

El glucómetro emitirá un sonido, indicando que contiene una muestra suficiente para dar su resultado en un lapso entre 5 a 10 segundos.

5. Dependiendo el dispositivo, el resultado se grabará en el dispositivo.

6. Una vez registrado, desecha la lanceta y la tira reactiva. Recuerda que ambos suministros son de un solo uso.

NIVELES DE GLUCOSA

¿CUÁLES SON LOS NIVELES NORMALES DE GLUCOSA EN LA SANGRE?   

Los niveles normales de glucosa en sangre varían según el momento del día, en el que se toma la muestra y si se ha realizado ingesta de alimentos. Estos se describen a continuación:

En ayunas (sin haber comido durante al menos 8 horas):

Normal: Menos de 100 mg/dL

Prediabetes (glucosa en ayunas alterada): 100-125 mg/dL

Diabetes: 126 mg/dL o más.

Dos horas después de comer (glucosa posprandial):

Normal: Menos de 140 mg/dL

Prediabetes: 140-199 mg/dL

Diabetes: 200 mg/dL o más

Prueba de hemoglobina A1c (HbA1c):

Normal: Menos del 5.7%

Prediabetes: 5.7% – 6.4%

Diabetes: 6.5% o más

¿CÓMO MEJORAR LOS NIVELES DE GLUCOSA EN LA SANGRE?

Si ya padeces diabetes, es importante consultar a tu médico acerca de las metas de niveles de glucosa en la sangre, así como las acciones que debes considerar.

A continuación, podrás encontrar 14 recomendaciones para mejorar tus niveles de azúcar:

  1. Debes limpiar tu sangre para expulsar las toxinas y así mejorar la operatividad del páncreas y riñones.
  2. Mantener el cuerpo caliente y en movimiento.
  3. Comenzar a hacer ejercicios físicos regularmente, caminar, nadar, bailar, andar en bicicleta, deportes.
  4. Practicar Yoga, Taichí, éstas son formas de ejercicio que combinan movimiento suave, respiración y atención focalizada.
  5. Controlar los niveles de estrés, a través de meditación y masajes corporales que relajen tu cuerpo.
  6. Implementar el uso de Terapias Complementarias, como: la acupuntura y la moxibustión.
  7. Beber agua y permanecer hidratado.
  8. Controlar la ingesta de carbohidratos almidonados como la papa, yuca, arroz, entre otros e Incrementa la ingesta rica de fibra.
  9. Incrementar el consumo de pescado, carne, huevos, cereales, cebada, fréjol, lentejas, legumbres, camote, frutas y vegetales sin almidón.
  10. Ingiere más granos enteros, cereales altos en salvado, arvejas y brócoli.
  11. Controlar las porciones de comida.
  12. Monitorear los niveles de azúcar en la sangre.
  13. Duerme lo suficiente.
  14. Sustituye desde hoy el azúcar, las grasas o frituras, cambie su estilo de alimentación y tu cuerpo te lo agradecerá.
HÁBITOS SALUDABLES

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

¿Necesitas Ayuda?